Atado de pies, manos y torturado dejan tirado el cuerpo de un policía estatal, levantado

𝘼𝙣𝙩𝙤𝙣𝙞𝙤 𝘾𝙖𝙣𝙩ú 𝙍𝙚𝙣𝙙ó𝙣.—Después de las diligencias de ley por peritos de la Fiscalía General del estado, finalmente una hora después confirmaron que el hombre encontrado antes del mediodía de hoy jueves era un elemento activo de la policía estatal, quien estaba atado de pies y manos y con huellas de tortura.
Como se reportó inicialmente de que el desafortunado hombre sin vida, fue encontrado en el retorno del punto conocido como Parador del Márquez, en la carretera federal Chilpancingo-Petaquillas, al sur de esta capital, tras una denuncia en el número de emergencia 911.
Los peritos de la Fiscalía General del estado, confirmaron que el hombre encontrado sin vida hoy jueves era un policía del estado quien el día de ayer por la noche hombres armados lo levantaron cuando había salido de su casa en la colonia El Amate de Chilpancingo, esta información fue corroborada por sus propios familiares que llegaron a la escena del hallazgo.
El uniformado fue torturado hasta la muerte y respondía al nombre de Raymundo Gómez “N” de 35 años de edad y tenía su domicilio en las inmediaciones de la colonia “El Amate”, se pudo conocer que el día de ayer cerca de las 19 horas en la esquina de su casa hombres armados lo interceptaron y posteriormente a la fuerza y a punta de cañonazos lo subieron a un vehículo.
Los supuestos delincuentes al tener a su víctima se lo llevaron a una casa de seguridad, en donde lo torturaron y después sin vida en el transcurso de la madrugada fue llevado al punto conocido como “el retorno del parador del Márquez” para luego los supuestos pistoleros bajaron el cuerpo y lo aventaron hacía un voladero.
Fue hasta el día de hoy cerca de las 8 de la mañana que reportaron que había una persona sin vida a la orilla de la carretera federal, los elementos de la policía Fuerza Estatal comenzaron a buscarlo y a las diez de la mañana lo localizaron entre la maleza, señalaron que se trataba de su compañero.
Hasta antes del mediodía llegaron todas las corporaciones policiacas e investigadoras para conocer de los hechos y hasta ese lugar los familiares también para reconocer de que se trataba del elemento activo de la policía estatal.
Posteriormente fue enviado el cuerpo a la morgue del Servicio Médico Forense para practicarle la necropsia de ley y después entregar el cuerpo a sus familiares para darle cristiana sepultura.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *