A huevo que sí se puede, le dice Irma Lilia a Mario Moreno Arcos

Crónica de un cierre, y una adhesión

Julio Ayala Carlos

Ometepec, Gro.- La lógica lo explica todo. Nadie se suma, o declina, a favor de quien va perdiendo. Y Mario Moreno Arcos no sólo suma, sino que multiplica a su favor. Por eso es que aquí, Mario, quien regresará a los guerrerenses los programas sociales que morena les quitó, sumó nada menos que a Irma Lilia Garzón, la candidata del PAN a gobernador.
Tarde nublada, que amenazaba convertirse en aguacero. Tarde de algarabía, de confeti y hasta cuetes. Tarde de “un mar de gente” que como nunca antes abarrotó Ometepec en favor de Mario, “el candidato del pueblo”.
Sí. Eran miles de gentes, y el grito continuo de “Mario”, “Mario”, “Mario”, era por doquier. Desde los que caminaban junto a él, por la principal avenida de Ometepec, desde el mercado hasta la Plaza Central, que los que encabezaban la marcha, unos 300 metros adelante, así como los que venían en la retaguardia, otros 500 metros atrás.
“Somos un chingo los que vamos a votar por Mario. Así póngale, que somos un chingo, que somos todos los guerrerenses los que lo vamos a hacer gobernador. Aquí no hay torita, ni bueyes. Aquí sólo Mario Moreno Arcos. Guerrero no requiere de payasos, de violadores o de vacas; aquí queremos gente seria y que respete a las mujeres”, me dijo un hombre que participaba en la caminata junto a su esposa y sus cuatro hijos.
Y en el templete, frente al Palacio Municipal, frente a Mario Moreno, el candidato del PRI y del PRD que inició su campaña con 30 puntos abajo, y que hoy, a una semana de la elección se encuentra por arriba de la candidata del Presidente de la República, Irma Lilia Garzón remachó su adhesión con “A huevo que sí se puede”, para remarcar que la voluntad ciudadana es mucho más que la marca de un gobierno.
Allí estaba Ángel Aguirre Rivero, el dos veces gobernador del estado e hijo predilecto de Ometepec; allí también el senador de la República Manuel Añorve Baños; y claro, el candidato a alcalde, Efrén Adame Montalbán; el candidato a diputado local, Rafael Navarrete Quezada, joven promesa de la política, y la candidata a diputada federal, Greta Ventura, otra de las promesas del PRI. Y claro, allí estaba todo el pueblo de Ometepec para escuchar, al que será el próximo gobernador de Guerrero.
Hay que decirlo. Ometepec recibió a Mario con cuetes, con música de chile frito, con confeti, con cadenas de cempazúchitl, con banderas y banderines, con globos, y claro, con la esperanza de un mundo mejor. Por la mañana, había estado en Acapulco, en donde se reunió con cientos de transportistas, y luego con empresarios y miembros de la sociedad civil. Y también, ciertamente, se había reunido con trabajadores del estado aglutinados en el Suspeg, quienes le manifestaron su apoyo y se comprometieron a votar por él el 6 de junio.
Sí. La lógica es que suman a quien va a ganar, y en este caso a Mario Moreno. ¿O acaso alguien ha visto sumas a quién va perdiendo? Por eso se sumó Garzón, Irma Lilia, y porque además, representa el mejor proyecto. Por eso es que el candidato de la alianza ganadora, día a día, ha tenido adhesiones de dirigentes, excandidatos y militantes de Morena. Por eso también se le han sumado dirigentes y militantes del PT, el partido aliado del Presidente, y de Movimiento Ciudadano, así como del Partido Verde, y no se diga de grupos organizados, así como de la sociedad civil.
“A huevo que sí se puede”, retumbó la frase de Irma Lilia Garzón, y la gente respondió: ¡Sí se puede”, “Sí se puede”, “Sí se puede”, mientras Mario, el candidato de las propuestas, el de los resultados, el que sí trabaja, agradecía la declinación de la panista que había viajado desde Chilpancingo para estar en el cierre regional de Moreno Arcos, “el futuro gobernador”.
“Yo no quiero un gobierno de pachangas sexenales, de canto callejero y ocurrencias irresponsables”, puntualizó Irma Lilia, y entre la muchedumbre alguien completó: “tampoco de mujeres violadas o golpeadas”, en alusión a las demandas que tiene el padre de la candidata de Morena, y que lo único que lo ha salvado de la cárcel es el fuero que tiene como senador.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *