Despido masivo a docentes en las Universidades para el Bienestar de la 4T, denuncian

En varias sedes de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez, trabajadores y docentes denuncian despido masivo del personal, quienes también expresan su temor ante posibles represalias.
Según informó El Sol de Mazatlán, el personal de las universidades, impulsadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, se encuentra con inestabilidad laboral por recortes a los salarios, además de acoso y maltrato por parte de la rectora Raquel Sosa Elízaga.
De acuerdo con el medio, las afectaciones más recientes indican que el personal de entre 70 y 80 sedes de la universidad, del total de 145, no ha recibido el pago de la primera quincena de julio y, por el contrario, recibieron un oficio de terminación de convenio fechado el 19 de julio. Ademas, las fuentes consultadas por el medio aseguran que en la primera quincena de agosto se espera otro despido del personal.
En dicho oficio, del que El Sol de Mazatlán compartió un fragmento, se condiciona a los docentes a que lo firmen y así, se les pueda depositar la quincena, medida que ha afectado a cerca de 115 maestros y asistentes académicos. Aunque abogados consultados por el medio, indican que tras la firma los trabajadores pierden la oportunidad para demandar legalmente.
“Me dirijo a usted para extenderle nuestro más sincero agradecimiento por el apoyo prestado hasta el día 15 de julio de 2021, su participación ha sido muy valiosa para el desarrollo de la sede, pero por el momento no estamos en condiciones de renovar el convenio de prestación de servicios educativos con usted, esperamos que en un futuro podamos contar nuevamente con su intervención profesional”, se lee en el oficio.
La misiva está firmada por el director académico, Héctor Leonardo Martínez Torres, y realizado desde la rectoría de la universidad. Sin embargo, indican que las afectaciones también incluyen a la propia institución y a sus programas, pues algunas sedes únicamente se quedan con el coordinador y un docente.
Hasta el momento se sabe que entre las sedes afectadas por el despido de docentes y personal, se encuentran Mazapil y Pánfilo Natera, en Zacatecas; Aporo, Michoacán, y otras más en Oaxaca y Coahuila. Mientras que, los despidos masivos se presentaron en:
Etchojoa, Sonora, con un docente y un asistente académico menos
Cuencamé, Durango, con un asistente académico
Villa de Allende, Estado de México, con un docente
Francisco I. Madero, Hidalgo, con dos docentes
San Quintín, Baja California Sur, con un docente
Chenalhó, Chiapas, con un docente
Cosalá, Sinaloa, con un docente y un asistente académico
Sin embargo, esta no es la primera vez que los docentes de las universidades de Bienestar se encuentran en esta situación, pues una maestra dijo al medio que siempre firman convenios con la institución, para poder recibir sus respectivos pagos.
«No tenemos ningún contrato laboral, siempre hemos trabajado con unos convenios que los tenemos que firmar a fuerza, si no los firmamos no nos pagan y esos convenios tienen varias cláusulas», expresó la docente. Asimismo, agregó que no tienen derecho a prestaciones, además de que ellos tienen que pagar sus materiales.
Por su parte, la rectora Raquel Sosa justifica los convenios al señalar que solo hay dos periodos: de enero a junio y de julio a diciembre. Mientras que los docentes que han alzado la voz, han sido despedidos, incluidos los fundadores del proyecto educativo, quienes trabajaron seis meses sin recibir sus pagos.
Tan solo el pasado mes de abril, al personal se le recortó su remuneración mensual de 28 mil a 24 mil pesos. Por otro lado, el medio indica que el 15 de mayo, el personal docente fueron alertados de un ajuste, pues presuntamente muchos de ellos no cumplían con el perfil para una carrera de ingeniería y del área social.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *