Una niña escapó de su suegro, por intento de violación, y la meten a la cárcel

Fiscalía de Guerrero investiga hechos en agravio de familia en Cochoapa El Grande

Chilpancingo, Gro. 10 de octubre de 2021.- La Fiscalía General del Estado investiga la retención de siete integrantes de una familia en Cochoapa El Grande, entre ellos cuatro menores de edad, por parte de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC), por delitos cometidos en su agravio privación de la libertad personal y lesiones calificadas, quedando integrada la carpeta de investigación 12160670300359110921.

Los hechos señalados indican que los imputados Carlos «N», comisario municipal del poblado de Dos Ríos, municipio de Cochoapa El Grande), Rutilo «N» e Hilaría «N», junto con elementos de la Policía Comunitaria, el día 30 de septiembre de 2021, sacaron a la familia de su vivienda ubicada en el poblado Joya Real, para trasladarla a una celda en la casa de justicia comunitaria de la población de Dos Ríos.

Ante estos hechos, la Fiscalía General del Estado ya inició una carpeta de investigación en agravio de los integrantes de esta familia para deslindar responsabilidades.

ASI OCURRIERON LOS HECHOS

Una Niña na savi de 15 años de edad, fue encarcelada porque no permitió que su suegro abusara sexualmente de ella, por lo que la corrió y acusó a la familia ante la Policía Comunitaria de Dos Ríos, Cochoapa el Grande para que le devuelvan lo que pago por ella cuando tenía 11 años.

Angelica fue llevada a la cárcel de la comunidad de Dos Ríos, municipio de Cochoapa el Grande por petición de su suegro quien reclama la devolución del dinero que pago por ella cuando se casó con su hijo.

Angélica fue detenida y encarcelada por elementos de la Policía Comunitaria de Dos Ríos luego de que denunciará y se saliera de la casa de los papás de su esposo, porque su suegro la intento violar en cuatro ocasiones bajo el argumento de que había pagado.

Ante ese acoso la menor se fue a la casa de su abuela Petra Aguilar Nava, de más de 70 años a donde llegó la Policía Comunitaria y se la llevó a la cárcel por darle “protección” y luego fueron por la menor, que a la fecha lleva 11 días privada de su libertad en la Casa de Justicia de Dos Ríos parte baja del municipio.

La información se conoció porque su madre, Concepción Ventura Aguilar fue trasladada al hospital de Ometepec luego de ser agredida por el comandante de la Policía Comunitaria al llevarle alimentos a su hija.

La señora Concepción estaba embarazada y los jaloneos y empujón físicos del comandante le provocaron un aborto, de unos trillizos, que la puso en riesgo de morir desangrada por lo que sus familiares la trasladaron a Ometepec, el pasado viernes 8 de septiembre, para que recibiera atención médica.

Angélica se casó con Rafael Julián, un joven de la comunidad Joya Real, y poco después se fue a los Estados Unidos a trabajar, como una alternativa ante la falta de empleo en el país, dejando a Angélica en la casa de sus padres.

Y fue ahí donde inició el acoso e intento de violación por su suegro que al no conseguirlo, y ella contarlo a sus familiares, les exigió la devolución del dinero que pagó por ella al casarla con su hijo.

Tras ese reclamo acudió a la Policía Comunitaria que tiene su Casa de Justicia en Dos Ríos donde dijo que la niña se había ido de la casa y que pedía la devolución del dinero que pagó 210 mil pesos.

Aunque los familiares dijeron que cuando se casó su hija los padres del novio gastaron 120 mil pesos y ahora quiere el doble.

Desde esa fecha, quedaron retenidas tres hermanas menores de 10 años de Angélica y días después liberaron a su abuela.

Las cuatro menores de edad están en las instalaciones de la Policía Comunitaria y esperan ser liberadas cuando su padre Juan Manuel Martínez Vázquez, o algún familiar pague la cantidad que piden los suegros.

Los coordinadores de la Policía Comunitaria de Dos Ríos que tienen privada de su libertad a la menor por la devolución del dinero que se pagó cuando se casaron son: Paulino Hernández Martínez, Carlos Martínez Cano, y Daniel Alberto Jacinto.

Comparte en redes sociales