Servidores de la Nación manipulan los programas sociales con fines políticos

Baldemar Gómez

Chilpancingo, Gro., junio 01 del 2020 (NOTYMAS).- Integrantes del Movimiento Campesino Guerrerense protestaron en la Delegación de la Secretaría de Bienestar que preside Pablo Amílcar Sandoval Ballestero, en el cual acusan que muchos campesinos agremiados a sus organizaciones quedaron fuera del programa de fertilizante gratuito, por culpa de los Servidores de la Nación, al estar usando con fines políticos la entrega del fertilizante, todo a complacencia de su delegado federal.

Además, acusaron que por igual, el organismo que Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX) y los Servidores de la Nación, tienen  todo el control del padrón de los beneficiarios y la entrega del fertilizante, mismo que han usado y siguen usando los programas sociales con fines políticos, todo para beneficiarse en las próximas elecciones del proceso electoral del 2021, “están condicionando las entrega, los Servidores de la Nación son unos funcionarios nefastos”, que no ayudan al pueblo, al contrario ahora se dedican a rasurar padrones de los beneficiarios de fertilizante, “ya estamos hasta madres que esos funcionarios sigan lucrando, con nosotros como campesinos”.

En una conferencia los integrantes de Antorcha Campesina, la UNTA y el Colegio de Agrónomos del Estado de Guerrero demandaron hablar con el delegado federal Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, pero fueron atendidos por representantes de la delegación, que no ayuda, lo que hace es entorpecer las gestiones que llevan a cabo los representantes de miles de campesinos que proviene de las diferentes regiones del estado.

El representante de Antorcha Campesina, José Juan Bautista Hernández, reclamó que el gobierno federal ha dicho que ninguna organización debe de participar en el programa, pero están protegiendo y trabajando con la Coordinadora de Comisarios Ejidales y Comunales del Estado que usa el programa con fines políticos.  Durante la atención que se dieron representantes de la delegación los ánimos se subieron de tono ante la desesperación por no tener respuestas claras.

Además, las protestas se deben, porque hace más de un mes y medio que no tiene respuesta de Pablo Amílcar a quien le solicitaron de manera formal, que la Secretaría de Bien Estar a través de Segalmex y Diconsa otorgaron maíz para habitantes de la periferia de ciudades de Guerrero, quienes carecen de trabajo ante la alerta del Covid 19.

Lamentaron que la temporada de siembra de maíz ya llegó al estado y miles de campesinos de los sietes regiones se disponen a aplicar el vigor manual o mecánico a los campos de cultivo para realizar la labor más importante que el hombre ha desempeñado al largo de su historia para poder subsistir, producir sus alimentos.

Dijo el líder Antorchista que el 2020 como en el 2019, los productores sembrarán sin los incentivos que en años anteriores el gobierno les otorgaba con el objetivo de alcanzar una mayor productividad.  Ya que el presidente López Obrador eliminó los apoyos para adquirir semilla mejorada, herbicidas, fungicidas, implementos y maquinaria agrícola, dejando solo el programa de fertilizante que se entrega en pequeñas cantidades y fuera de tiempo a través de la estructura política de la Secretaría de Bienestar, dejando sin apoyo a muchos productores que no son de su afinidad política.

Mismo que los productores guerrerenses se enfrentan ahora a mayores problemas para cultivar, y en esta emergencia por el Covid-19, la situación se agrava porque las autoridades se amparan en esta circunstancia  y no responden a las solicitudes de ayuda para hacer producir efectivamente al campo y tampoco responden  de ayuda alimentaria a los campesinos que se encuentran aislados en sus comunidades y a los miles de habitantes que viven en las colonias populares de las ciudades que han perdido sus empleos a causa del cierre de los negocios donde laboraban.

Por su parte representante de la UNTA, Marco Antonio Reyes Campos, reclamó que los “Servidores de la Nación” estén dejando fuera a campesinos que sí siembran e incluso señaló a los trabajadores de perder 600 expedientes de pobladores de San Luis Acatlán. Dijo que en Acapulco, Ometepec e Iguala están obligando a los campesinos a ir a las cabeceras municipal donde los fotografían con los fertilizantes, pero que no llegan a sus comunidades.

Entre todas las organizaciones campesinas, señalaron que el principal problema, es que a la fecha que no existe un padrón real de beneficiarios, tienen un listado de 226 mil productores y estamos exigiendo conocer el padrón, además no se ha llevado a cabo un consenso a nivel estado y no han tomado en cuenta la Ley de Desarrollo Sustentable en Guerrero. Subrayaron que los campesinos se encuentran en el proceso de preparación de tierras, muchos ya están desesperados al desconocer si recibirán el insumo agrícola que requieren para obtener una buena cosecha, “en junio deben tener ya su fertilizante, de lo contrario el traslado a los pueblos más alejados de la Sierra y La Montaña se complica porque los caminos se vuelven intransitables en casi todas las regiones del estado”. 

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *