El Campo Guerrerense en la peor crisis en su historia acusan agrupaciones campesinas.

Por Baldemar Gómez

Chilpancingo, Gro., agosto 04 del 2020 (NOTYMAS) .- Por desesperación, falta de apoyo al campo, miles y miles de campesinos, este medio día, frente al busto  de luchador campesino “Emiliano Zapata Salazar” en el centro de esta ciudad capital del estado, se unieron en una lucha para frenar el desprecio por parte del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, donde solo fue un discurso al usar la palabra , “primero los pobres”, que en realidad actúa muy diferente,  dejando en el abandono a todo el campo de  Guerrero.

Esta media día, unas 25 organizaciones campesinas, conformaron este mediodía la Alianza Fuerza Guerrerense Campesina y Popular, donde convocan este 23 de agosto a una Convención Estatal, con la intensión de   proponer nuevas políticas públicas para mejorar el desarrollo del campo en el Estado de Guerrero.

Los dirigentes de las organizaciones campesinas se quejaron de que viven la peor crisis en el campo de Guerrero, mismo que se ha agudizado con este gobierno federal que encabeza AMLO; de debido a este problema se pronunciaron por un plan emergente con suficiente recurso que impulse las actividades productivas en la zona rural, en las siete regiones del estado de Guerrero.

Esa alianza propone acciones, como la aplicación de políticas públicas para desarrollo del Estado de Guerrero en el rubro del campo, apoyo a los campesinos con paquetes tecnológicos, que se apoye al área rural y evitar la entrega del país de semillas transgénicas, así como el de la biodiversidad.

Con la creación de Fuerza Guerrerense, Campesina y Popular, de la que forman parte organizaciones como el Movimiento Antorchista, Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Alcanos Unidos de Guerrero, Congreso Agrario Permanente (CAP), Foro Permanente de Organizaciones Sociales, entre otras, se enciende la llama de la insurrección contra las políticas públicas que el gobierno federal viene implementando hacia el campo y la sociedad organizada en Guerrero y en el país.

En el evento realizado en el Andador Zapata, con las medidas sanitarias correspondientes, como el uso de gel antibacterial y de cubrebocas, representantes de las organizaciones anunciaron el inicio del nuevo movimiento social contra las políticas públicas nefastas del gobierno federal y llamaron a empresarios, transportistas y colonos, a unirse a esta gran alianza que pretende cambiar la forma de hacer política y apoyar a los productores del campo.

En su intervención, Damián Mora Magallón, de la organización Intercambio Social, dijo que el campo guerrerense enfrenta la peor crisis registrada en su historia, “a los rezagos ancestrales en desarrollo económico, social y de infraestructura, se han sumado las malas políticas del gobierno federal, que en los primeros dos años ha disminuido el presupuesto destinado al desarrollo productivo y los efectos de la pandemia que azota a la población y que está ocasionando un daño tremendo a la economía del país, en particular a los productores del campo”.

En la pandemia, al gobierno federal se le olvidó que existe el campo y se siguen retirando recursos destinados al medio rural, esta situación de crisis económica de abandono al campo está minando el territorio guerrerense y conllevará a que estalle en el campo el agravamiento de las desigualdades, la violencia y la hambruna. Urge iniciar un gran diálogo nacional con la sociedad rural, los sectores populares y gremiales, organizaciones de productores y gobierno, se busque construir una salida democrática y con justicia social ante la crisis. 

Enseguida, Marco Antonio Reyes, de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), dijo que la organización nace para dar la lucha ante el abandono y desdén del gobierno federal hacia el campo y los sectores populares.

Anunció una Convención Estatal Campesina y Popular para el próximo 23 de agosto a las 11 de la mañana, en la explanada del Congreso del Estado, para exigir al gobierno en sus tres niveles que se abran espacios al diálogo y presentó las 13 líneas de acción, con temas que se desarrollarán en la reunión. 

1.- Exigimos al gobierno federal, estatal y municipales, establecer espacios de diálogo con la participación activa de la sociedad rural, donde de manera participativa se acuerde un plan emergente con los suficientes recursos que impulsen las actividades del campo guerrerense; 2.- Apoyos con paquetes tecnológicos a productores rurales como una forma de compenzar el alza de los precios de los insumos para la producción frente a la descapitalización del campo; 3.- Perfeccionalizar los programas Sembrando Vida, Crédito Ganadero a la Palabra y Precios de Garantía a Granos Básicos; 4.- Detener el desmantelamiento de las dependencias cuya función es atender al campo, entre otras. Reiteraron que el próximo 23 de agosto se presentará un plan con miras a futuro, que cambiará la forma de hacer política en el estado y que traspasará las fronteras seccionales, en beneficio del campo guerrerense.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *